Las Fallas de Valencia un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad declarado por la Unesco
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

    El patrimonio es el legado del pasado, lo que vivimos en el presente y lo que transmitimos a las generaciones futuras. Nuestro patrimonio cultural y natural es una fuente insustituible de vida e inspiración. Los sitios y manifestaciones inmateriales que son Patrimonio Mundial pertenecen a todos los pueblos del mundo, independientemente del territorio en el que se encuentran.

 

¿QUÉ SON LAS FALLAS?
    Las Fallas son únicas. Una fiesta dinámica con sabor mediterráneo que involucra a miles de valencianos y supone una fuente de creatividad colectiva que mantiene vivos conocimientos y prácticas valencianas. Durante unos días de marzo, este festival convierte las ciudades valencianas en museos de arte efímero para celebrar la llegada de la primavera. La música, la pólvora, la indumentaria tradicional, la sociabilidad de sus gentes… son sólo algunos de los ingredientes que hacen de esta fiesta algo singular. De hecho, sus valores estéticos y prácticas rituales han conseguido que sea una fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

PIROTECNIA
    En la Comunitat Valenciana, la pirotecnia es uno de los elementos básicos de la fiesta en sus diversas formas y manifestaciones. Su origen se remonta a los tiempos de la presencia musulmana en territorios valencianos, época en la que se asentaron las bases de la tradición pirotécnica.
    Como no podía ser de otra forma, el programa de actos de las Fallas da un protagonismo especial a los espectáculos pirotécnicos, entre los que se encuentran manifestaciones autóctonas tales como la mascletà o el tro de bac.
    Los profesionales pirotécnicos son una mezcla de alquimistas y científicos que experimentan la magia del fuego y del ruido. Dotan a la fiesta de un sonido que hace latir el corazón de una manera sorprendente. Mezclan color y sonido en un equilibrio perfecto.
    Gracias a su trabajo, durante los días de Fallas, Valencia se convierte en una nube de pólvora que envuelve al visitante en una experiencia única en el mundo.

MÚSICA
    La ciudad de Valencia se convierte en un escenario abierto, durante la semana de Fallas, donde el visitante puede verse sorprendido en cada rincón por las notas de la música festiva.
    La tradición musical valenciana, a partir de las sociedades musicales y los grupos de tabal y dolçaina, ha visto ampliar su desarrollo gracias a las fiestas populares y las Fallas en particular. Las calles de la ciudad se despiertan a todas horas con las partituras interpretadas por los músicos en los diferentes actos que las comisiones celebran a lo largo del día.
    Para las Fallas se conciben gran cantidad de partituras originales, que toman forma de pasodobles y otras composiciones populares, algunas de las cuales han llegado a constituir himnos oficiales de la fiesta.
    Músicos de todos los rincones de la Comunitat Valenciana se desplazan hasta Valencia durante la celebración de las Fallas para formar parte de la fiesta, aportando las melodías de su música a la vivencia en las calles de la ciudad.

SABERES TRADICIONALES
    La fiesta de Las Fallas es una fuente de creatividad colectiva y su mantenimiento permite la continuidad de muchos conocimientos, expresiones y saberes que continúan vivos gracias a la fiesta, enriqueciendo el ritual siempre dinámico, adaptado a los tiempos y en continua transformación permitiendo a las nuevas generaciones sentirse representadas; a través de conocimientos y habilidades relacionados con la elaboración de las fallas de carácter artesanal y profesional que se transmiten intergeneracionalmente de maestros a aprendices.

DIVERSIÓN
    Las comisiones falleras siguen rituales que se repiten cada año, como la plantà y la cremà de sus esculturas efímeras, pero también generan actividades lúdicas de todo tipo en las que está asegurada la diversión.
    El casal es el lugar de cohesión social donde se organiza la fiesta de cada barrio. En él no hay diferencias de edad, sexo, condición social o procedencia. Así es como nacen las comisiones de falla, que suman más de 700 en la Comunitat Valenciana.
    Internamente crean equipos de trabajo cuyos componentes, los falleros y falleras, desarrollarán su cometido social, artístico, cultural o solidario durante doce meses.
    La actividad de una comisión de falla no se reduce a los días centrales de la fiesta, sino que el resto del año organiza actividades variadas: teatro, bailes tradicionales, campeonatos deportivos, playbacks, exaltación de sus falleras mayores, reuniones mensuales, fiestas infantiles, edición del llibret o visitas al taller fallero, así como otras actividades solidarias y culturales.

ARTISTAS FALLEROS
    Las Fallas han dado lugar al oficio de artista fallero, un profesional que ha sabido actualizar las antiguas técnicas artesanales adaptándose a las nuevas tecnologías. Los artistas falleros hacen realidad cada año productos únicos y creativos en el mundo: las fallas. Pero también, gracias a los nuevos materiales más perdurables, la actividad del artista fallero ha evolucionado hacia campos de la decoración pudiendo desarrollar otros productos artísticos como carrozas decorativas, escenografías para teatro o cine; tematización de espacios interiores o exteriores, como parques temáticos, etc.
    Son una mezcla de arquitectos, escultores, pintores y decoradores de inmensa versatilidad, imaginación y creatividad. El Gremio Artesano de Artistas Falleros es la asociación profesional que apoya la actividad de estos artistas plásticos.

ARTESANÍAS
    Gracias a las Fallas coexisten y evolucionan toda una serie de oficios artesanos autóctonos que crean productos únicos en el mundo. La gran mayoría de técnicas y conocimientos de estos oficios se transmiten oralmente entre generaciones siguiendo las prácticas gremiales de enseñanza de maestros a aprendices.
    Sobre todo a partir del resurgir de la indumentaria tradicional valenciana como vestimenta de la fiesta, son muchas las profesiones artesanales que se asocian a ella: orfebres, tejedores, abaniqueros, cinceladores, indumentaristas, joyeros, etc.
Todas ellas demuestran la riqueza artesanal de los profesionales valencianos, ligados a una tradición artesanal que ha venido desarrollándose a lo largo de los siglos.

ESFUERZO COLECTIVO
    Agrupados voluntariamente en grupos denominados COMISIONES FALLERAS, son los encargados de organizar la fiesta en cada barrio de los municipios en los que se celebran fallas. Éstas están representadas por la Junta Central Fallera y las respectivas juntas locales.
    Su misión es la organización y difusión de la actividad cultural y festiva de su ámbito geográfico y de sociabilidad, garantizando la transmisión intergeneracional de todos los valores, habilidades y prácticas rituales que caracterizan esta fiesta. Organizativamente, eligen de entre sus miembros cargos simbólicos y ejecutivos de representación que son renovados anualmente. De entre todos los representantes se elige a la “fallera mayor” de cada ciudad, representando a ésta no sólo en el ciclo festivo sino durante todo el año.

CREATIVIDAD
    Esta fiesta incorpora valores estéticos y formales, que favorecen la expresión de una multiplicidad de estilos creativos procedentes de diferentes tradiciones culturales, que pasados por el tamiz de lo local, convierten a Las Fallas en un escaparate creativo de primer orden.
    Su dinamismo ha favorecido que en los últimos años se haya manifestado en las calles una evolución y se haya visto incrementado el diálogo con otras formas de expresión artísticas contemporáneas.

LITERATURA FESTIVA
    La fiesta genera una rica cultura escrita. Son géneros literarios asociados a la fiesta (teatro, poesía, oratoria, narrativa, etc.), que conectan con la literatura popular y tradicional, y que tienen como lengua de transmisión el valenciano. De hecho, las fallas han contribuido a preservar la lengua de los valencianos, incluso en momentos históricos en los que su uso público estaba prohibido.
    Hoy en día seguimos pudiendo leer, al pie de cada ninot de falla, los versos satíricos que, a modo de escenas de una película, hacen una crítica libre sobre temas de actualidad. Todos estos versos forman parte de un guión de escenas que desarrollan el tema central de la falla. Cada año este tema cambia y hay tantos temas como fallas se plantan en la ciudad.
    La investigación histórica de la fiesta (a través de los llibrets de falla y las publicaciones en prensa) permite conocer la importancia de las Fallas en la sociedad y su evolución a lo largo de las décadas.

INDUMENTARIA
    La fiesta de las Fallas recuperó el uso de la indumentaria tradicional valenciana para la fiesta, que ha llegado a convertirse en una especie de ritual. En todos los actos oficiales, los falleros y falleras visten sus mejores galas rememorando la vestimenta que lucían los valencianos y valencianas en los siglos XVIII y XIX fundamentalmente.
    Gracias a que las Fallas convirtieron esos modelos de la indumentaria tradicional en vestimenta oficial de la fiesta, se potenció (especialmente en las últimas décadas) la recuperación de algunos elementos textiles, complementos y una gran diversidad en formas y colores que muestran la riqueza de la indumentaria tradicional valenciana.
    Vestidos, masculinos y femeninos, que recuerdan tanto el modo de vestir del ámbito agrario como el de la nobleza local y que pueden observarse en las calles durante los principales días de las Fallas y en todos los actos oficiales de la fiesta.


JUNTA CENTRAL FALLERA
Avenida de la Plata 117 
46006 Valencia (ESPAÑA)
Teléfono: (+34) 963 521 730
Horario: 17h a 20h
www.fallas.com


AYUNTAMIENTO DE VALENCIA
Teléfono: (+34) 963 525 478
Plaza del Ayuntamiento, 1
46001 VALENCIA (Esapaña)
www.valencia.es




Noticias Relacionadas

Hostelería en Valencia - Periódico Gastronómico digital
Copyright © 2017
Teléfono: (+34) 960 500 185 - VALENCIA España
Mail de contacto: info@hosteleriaenvalencia.com   -  Condiciones de Servicio  -  Protección de Datos