Consejos para mantener nuestra bodega personal en las mejores condiciones para su consumo - Reportajes en HosteleriaenValencia.com
Imagen Flecha

Consejos para mantener nuestra bodega personal en las mejores condiciones para su consumo

Toma nota de estos tips para conservarlo durante más tiempo, y más ahora que las temperaturas empiezan a subir



Consejos para mantener nuestra bodega personal en las mejores condiciones para su consumo
Consejos para mantener nuestra bodega personal en las mejores condiciones para su consumo 0
Consejos para mantener nuestra bodega personal en las mejores condiciones para su consumo 1
Consejos para mantener nuestra bodega personal en las mejores condiciones para su consumo 2

    Con la reciente pandemia del Coronavirus, muchos aficionados al vino han empezado a almacenar vino en sus casas ante la imposibilidad de tomarlo en un bar o en un restaurante. Afortunadamente, esto último ya es posible y te invitamos a que busques un buen lugar para hacerlo en nuestro Mapa de Bares. Pero si eres de los que empezó a almacenar vino, y ahora te encuentras con una buena colección de botellas en tu domicilio, toma nota de estos tips para conservarlo durante más tiempo, y más ahora que las temperaturas empiezan a subir.

Dónde almacenarlos

    En nuestro artículo Sugerencias para sobrellevar el calor con vino te explicamos qué vinos son los más adecuados para la época estival y cómo servirlos a la temperatura adecuada. Nos quedaba la parte de cómo preservarlos, aunque estos trucos nos pueden servir no solo para el verano, sino para todo el año. Empezaremos por la ubicación adecuada o, mejor dicho, las características que debe tener nuestra “bodega casera”. 

    ¿Qué lugares en una casa pueden cumplir estas condiciones? Un garaje o un sótano subterráneo donde no entre directamente la luz del sol pueden ser ubicaciones adecuadas siempre que cumplan las condiciones antes descritas. Si no podemos conseguir estas condiciones de forma natural en una casa, siempre está la opción de adquirir una nevera especial o cava para la conservación de vinos, que hoy en día se puede encontrar en el mercado en distintos tamaños y precios.

¿Durante cuánto tiempo los puedo guardar?

    Depende mucho del tipo de vinos que tengamos en nuestra bodega personal. Dando por hecho que se cumplen las condiciones de conservación que vimos en el anterior apartado, podemos dar unas reglas generales, aplicables a muchos vinos, aunque no se adapta a todos:

    1.Vinos jóvenes: generalmente deben consumirse en un plazo máximo de un año desde la cosecha que aparece en la botella. Sin embargo hay vinos que, por su alto nivel de acidez, pueden conservarse en perfecto estado más tiempo. Existen zonas de producción muy frescas que nos pueden permitir jugar con el tiempo en botella como Rías Baixas.

    2.Vinos con crianza: aunque no es matemático, lo más conveniente será abrir la botella no más de 5 años después del año que indica en la etiqueta.

    3.Reserva y gran reserva: pueden conservarse entre 10 y 15 años aproximadamente después de la cosecha. Sin embargo, hay bodegueros que trabajan estos vinos con el objetivo de que aguanten mucho más tiempo. Existen grandes reservas capaces de aguantar más allá  de los 30, 40 o 50 años. En el elaborador y en la añada estará el truco de estos supervinos.

    Si tenemos muchas botellas en nuestra bodega, mejor llevar un registro de todos los vinos en el que indiquemos datos tales como su crianza y  fecha de la compra, de manera que podamos ir consumiendo cada botella en el momento más idóneo. Mucha gente compra más de 1 botella de cada vino de tal forma que puede ir abriéndolos cada cierto tiempo y ver cómo evoluciona en cada descorche.

¿Qué hacer con el vino sobrante de una botella?

    Una  vez abierto, independientemente de la tipología del vino y si nos sobra líquido en la botella, lo mejor es conservarlo en el frigorífico tapado con su corcho original y beberlo lo más pronto posible, ya que el vino va perdiendo su perfume progresivamente con el tiempo. Para mejorar la conservación, podemos usar una bomba de vacío de las que se pueden encontrar en cualquier tienda especializada. Para los espumosos, el viejo truco de colocar una cucharilla dentro del cuello de la botella no sirve de nada, ya que el espacio sobrante no impide la entrada de oxígeno en la botella ni que el carbónico se escape.

     Existe otra opción para poder tomar una copa de nuestro vino preferido sin abrir la botella, impidiendo así que se acelere el proceso de oxidación, que es gracias a sistemas de extracción como el que nos presenta Coravin.


   Escrito por Redacción



GUÍA PEÑÍN
Teléfono: (+34) 914 119 464
Calle Gran Vía, 16 - 3º Centro 
28013 Madrid (España)
 
Fecha de Publicación: 25/06/2021



Hostelería en Valencia - Periódico Gastronómico digital
Copyright © 2015-2021
Teléfono: (+34) 960 500 185 - VALENCIA (España)
Mail de contacto: info@hosteleriaenvalencia.com  -  Condiciones de Servicio  -  Protección de Datos