Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en Linkedin Compartir en Pinterest
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España
Cuando ves a tus compañeros trabajando de madrugada, el sacrificio es compartido y no te sientes tan solo

Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 0
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 1
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 2
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 3
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 4
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 5
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 6
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 7
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 8
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 9
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 10
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 11
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 12
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 13
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 14
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 15
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 16
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 17
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 18
Paco Garrido, el Frutero Más Madrugador de España 19

    A las tres de la mañana, Paco Garrido programa su despertador de lunes a sábado. Quien se levanta a esas horas "parece que vaya a poner las calles", pero su cometido es otro bien distinto: seleccionar la mejor fruta y verduras frescas en la red de mercas para venderla en su puesto del Mercado Central de Valencia.

 

    A sus 32 años, este valenciano es el heredero de una de las paradas más antiguas de este establecimiento, el más grande de Europa dedicado al producto fresco. Paco (o Paquito, como todo el mundo le conoce el mercado) encarna a la tercera generación en un oficio que su familia arrancó antes de que el propio mercado se construyese, hace más de 100 años, con un puesto de venta ambulante que su abuela regentaba. Pero, en cuanto inauguraron en Mercado Central, pasaron a vender en su interior y en el mismo puesto continúan, un siglo después.

    Paco ha pasado al frente del negocio familiar desde hace seis años, tomando el testigo a su madre, quien durante 50 años vendió frutas y verduras a varias generaciones de valencianos. Asegura que es una profesión muy vocacional porque se invierte mucho tiempo y mucho esfuerzo: "vives de noche y duermes de día para ponerte al servicio de los demás". Pero la respuesta del público y la labor social que desempeña le recompensan.

    De su madre ha heredado el nombre - continuando el legado familiar - y los proveedores quienes, a su vez, han perpetuado un relevo generacional en los campos, ofreciéndole fruta de la mejor calidad cada madrugada, una de las claves diferenciales de su negocio.

    Considera que una de las máximas de un frutero ha de ser la concienciación medioambiental y preocuparse por la huella ecológica, también ofrecer un producto de proximidad y de temporada, además de que sus productos sean "igual de sanos que de buenos". Asegura que los madrugones se hacen menos pesados gracias al cariño y la cercanía con el que se trata a sus clientes, con los que mantiene un relación diaria y, según él, "casi romántica", por la dedicación que hay hacia ellos. Este trato personal es una ventaja a la hora de rivalizar con nuevas tendencias de mercado, como la venta online.

    No cree que su trabajo y el de sus compañeros este poco reconocido, aunque si algo silenciado: "la implicación de las instituciones va en aumento, pero todavía queda mucho trabajo por hacer. Hay que trabajar por el consenso y el acercamiento de todas las partes implicadas en la venta de frutas y verduras", afirma Paco, quien considera que acciones como la celebración del Día del Frutero dan visibilidad a un eslabón fundamental dentro del sector hortofrutícola, conectando y reconociendo el trabajo de miles de compañero que, como él, cada mañana se levantan antes del alba para ofrecer la mejor fruta a sus clientes.

    El microclima especial del valle (300 días de sol al año; fuerte fluctuación de temperaturas entre el día y la noche; y la altitud a la que se cultivan las manzanas —entre los 500 y los 1.000 metros-) y su naturaleza ofrecen las condiciones perfectas para el cultivo de manzanas de alta calidad, aromáticas, de sabor dulce y equilibrado, piel fina y particularmente crujientes durante todo el año.

    El 92% de la producción de VI.P se obtiene aplicando técnicas de cultivo integrado, que reducen al mínimo el uso de pesticidas químicos y prohíben los tratamientos químicos tras la cosecha. Una forma de cultivar respetuosa con el medio ambiente, la naturalidad de los frutos y la salud humana. El 8% restante de su producción es biológica. Esta línea, BIO Val Venosta, tiene una cosecha media que supera las 25.000 Tn y tiene como principales mercados Italia y Alemania.

    Mientras que Manzanas Val Venosta recolecta una media de 350.000 toneladas cada temporada y las comercializa en 50 mercados internacionales entre los que destacan Italia (absorbe el 50% de la producción), Alemania, Escandinavia, Países del Este, Norte de África y Oriente Medio además de España, que representa aproximadamente el 10% de sus ventas.



VI.P (Asociación de Productores Hortofrutícolas de Val Venosta) 
www.vip.coop


Mercado Central de Valencia 
Teléfono: 963 829 100 
Plaza Ciudad de Brujas, s/n.
46001 Valencia 
http://www.mercadocentralvalencia.es
 

Fecha de Publicación: 08/02/2018

Hostelería en Valencia - Periódico Gastronómico digital
Copyright © 2018
Teléfono: (+34) 960 500 185 - VALENCIA España
Mail de contacto: info@hosteleriaenvalencia.com   -  Condiciones de Servicio  -  Protección de Datos